Jueves 8/12/2022

Últimas noticias

25/11/2022

El Colegio consigue que la Justicia archive las actuaciones contra los profesionales de Enfermería del CIS de Villena iniciadas por los técnicos

El Colegio de Enfermería de Alicante ha conseguido un nuevo e importante éxito a través del trabajo de su Asesoría Jurídica al conseguir que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Villena haya decretado el archivo y sobreseimiento de las actuaciones iniciadas contra los profesionales de Enfermería del Centro Integrado Sanitario de Villena por supuesto delito de intrusismo profesional, así como contra la gerente del Centro de Salud de Elda por considerarla cooperadora necesaria, a la que desde el Colegio de Técnicos Sanitarios de la Comunidad Valenciana se le acusaba de supuestos delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos y falsedad documental.


Una decisión judicial que viene a dar la razón a lo que se venía manteniendo y defendiendo desde el Colegio de Alicante en el sentido de que las enfermeras/os que trabajan en este servicio cuentan con una formación universitaria de la que carecen los técnicos y por ello están perfectamente cualificadas y preparadas para realizar las funciones que vienen realizando desde hace muchos años con total diligencia y satisfacción para los usuarios y el sistema sanitario. Además, están cumpliendo las instrucciones recibidas por parte de la gerente del Departamento y cuentan con el respaldo de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.


Así se indicaba en la nota de prensa difundida en diciembre de 2018, en la que se mantenía que no se puede en ningún caso establecer una reserva exclusiva de funciones para los técnicos, como si estos fueran una profesión sanitaria equiparable a los enfermeros, dado que los técnicos, al trabajar por delegación, no pueden tener funciones propias, en todo caso actividades y tareas delegadas de las profesiones sanitarias; los técnicos de formación profesional están obligados a ejercer sus actividades bajo supervisión de los profesionales sanitarios y respetando las competencias de éstos.


En aquel momento, desde el Colegio de Enfermería se llamaba la atención también sobre el hecho de que este acoso que estamos sufriendo por parte de los técnicos no responde más que a un intento de conseguir plazas laborales para su colectivo, sin importarles lo más mínimo el trabajo que desarrolla el personal de Enfermería en los diferentes servicios y sin atender ni siquiera a las necesidades de usuarios y usuarias, al resultar imprescindibles las pruebas que han de realizarse a instancias de los facultativos, como es la gasometría, en el mismo momento de ingreso para poder obtener el más acertado diagnóstico.