Martes 29/11/2022

Últimas noticias

31/03/2022

Igualdad deja a 200.000 usuarios de los 35 CEAM sin los servicios de Enfermería

La Comunidad Valenciana hasta la fecha ha contado con 35 centros especializados de atención de mayores (CEAM), repartidos entre Valencia (15), Alicante (13) y Castellón (7), que daban cobertura a una población que ronda los 200.000 usuarios de más de 60 años. Los CEAM han basado su funcionamiento en dos cuestiones cruciales, como son la prevención y el control de la salud. Sin embargo, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, con el nuevo decreto que regula los centros y los servicios sociales, ha decidido eliminar a las/os profesionales de Enfermería de estos centros y con ellas/os va a dejar de ofrecer los programas y servicios de atención especializada para el envejecimiento activo a las personas que los recibían.

Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Alicante se quiere hacer un llamamiento a los responsables de este despropósito y, en general, a la población de la Comunidad Valenciana para advertirles del retroceso, en cuanto a prestaciones asistenciales, que supondrá la aplicación de este decreto si mantiene el texto inicial que supone un linchamiento a la Enfermería y que repercute en la población de mayor edad a la que la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas sólo ofrecerá, como única alternativa al envejecimiento saludable, los tratamientos clínicos y farmacológicos.

 

Desde el Colegio de Alicante se considera que la figura de Enfermería es eje conductor, a través del cual, los usuarios de los CEAM son derivados a una actividad u otra dependiendo de la patología que padezcan, de tal manera que de no contemplarse la figura de dicho profesional no funcionaría bien la coordinación y el encuadre de cada usuario en la actividad que requiere. Asimismo, se debe reflexionar sobre la figura de las enfermeras/os debido a que hablamos de población vulnerable, por lo que es imprescindible un enfermero/a ante cualquier emergencia sanitaria que pueda surgir en el centro. Tomemos como ejemplo a muchos países de la Unión Europea, en los que el enfermero/a forma parte del equipo de profesionales de colegios e institutos públicos.

Hay que recalcar que los Centros de Salud, hoy por hoy, están muy saturados para atender a la población mayor, con lo que la prevención que realizan ha disminuido enormemente, máxime después de lo que conlleva haber sufrido esta pandemia. Es muy importante insistir en que la cartera de servicios preventivos de la Atención Primaria está enfocada, en cuanto a la valoración geriátrica, a los mayores de 75 años con una frecuencia bianual, mientras que en los CEAM la población comienza a ser atendida a los 60 años, valorando su asiduidad al servicio de enfermería según la situación de cada usuario, cuando todavía son prevenibles la mayoría de sus problemas de salud.

También en la atención primaria, se atiende a la población frágil, pero las enfermeras/os de los CEAM detectan el estado de ‘prefragilidad’, consiguiendo de este modo que los mayores puedan evitar este estado de deterioro físico, psicológico y en consecuencia social. Los CEAM, son centros de referencia punteros en la Comunidad Valenciana con el sello sociosanitario como clave de la prevención. Si los servicios sociales requieren de la cuarta pata y a los CEAM se les suprime el profesional de Enfermería, se les deja cojos en relación con los demás profesionales.

El personal de Enfermería de los CEAM debe existir para poder interpretar todos datos clínicos y adaptarlos a los ítems que el propio servicio de Enfermería haya considerado. Con ello se pretende contar con una visión integral de la persona, teniendo en cuenta todos los condicionantes sanitarios y sociales más relevantes en su conjunto, y ofrecer una mejor atención al paciente tanto del sistema sanitario como de servicios sociales en cualquiera de los niveles de atención existentes (centros de salud, centros de atención especializada, servicios sociales de base, CEAM).

En el anexo II del decreto, donde se habla de los programas de los (CEA), en la pág. 88, cita una serie de funciones propias de los profesionales de Enfermería, como son: “Área de prevención, mantenimiento de la salud y formación en hábitos saludables. Educación y promoción de la salud mediante cursos y talleres formativos para el fomento de una nutrición equilibrada y sana, y charlas informativas sobre estilos de vida saludables, ayudas técnicas, trámites médicos, etc. Control y seguimiento del ejercicio activo de las personas participantes en los cursos y talleres del Área físico-deportiva y de los aparatos de mecanoterapia del Servicio de Rehabilitación Preventiva, evaluando estado de indicadores de salud al inicio y fin de la actividad”.

Desde el Colegio de Enfermería de Alicante no entendemos, que estas funciones se consideren necesarias para el funcionamiento de los CEA, y se prescinda del profesional de Enfermería que debería realizarlas. Según la OMS, el envejecimiento activo, es el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen.

Creemos que la Enfermería es uno de los profesionales que más optimiza la salud integral y por lo tanto la seguridad de los mayores. Por lo que en un centro de envejecimiento activo no deben desaparecer las/os enfermeras/os.

El Colegio de Enfermería de Alicante insiste, por tanto, en que se modifique el texto para incluir a las enfermeras/os en los CEAM y se recuerda que ya se ha remitido una carta a la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas en la que se le advierte de la problemática que generará la nueva legislación de servicios sociales, sin que haya recibido contestación hasta la fecha.

Foto: Banc Imatges Infermeres. Autores: Ariadna Creus y Ángel García