III CONCURSO DE MICRORRELATOS enfermeros 

El Colegio de Enfermería ha puesto en marcha la convocatoria de la tercera edición del concurso mensual de microrrelatos enfermeros para reforzar la iniciativa del CECOVA de difundir cada mes un tema sobre el que hacer incidencia con el fin de dar visibilidad al mismo en el ámbito autonómico.

Para el mes de julio está previsto que el tema sobre el que deben centrarse dichos microrrelatos sea el de "Bienestar emocional del paciente y profesional"

Las bases por las que se va a regir dicho concurso son las siguientes:

  • Pueden participar las enfermeras colegiadas de la provincia de Alicante.
  • Se podrán presentar dos microrrelatos por participante, con una extensión máxima 150 palabras. Deben ser originales e inéditos. 
  • Los microrrelatos deberán versar obligatoriamente sobre el tema propuesto por el CECOVA, el cual será renovado todos los meses.
  • Los textos podrán ser enviados únicamente vía telemática, rellenando el formulario en el microsite habilitado a tal efecto en la Web del Colegio de Enfermería de Alicante.
  • El microrrelato ganador de cada mes se irá publicando en la web colegial. De entre estos microrrelatos, al final del año, se elegirá un ganador que obtendrá un premio de 300 €.
  • El Colegio de Enfermería de Alicante designará a los miembros del Jurado encargado de la selección de los microrrelatos premiados.
  • El Colegio de Enfermería de Alicante se reserva el derecho de la publicación y edición de todos y cada uno de los micromicrorrelatos presentados.
  • La participación en el concurso supone la plena y total aceptación de las presentes bases.


Manda tu microrrelato a través de ESTE ENLACE



Tema del mes de julio:

Bienestar emocional del paciente y profesional"

Consulta los ganadores de cada mes

Ganador del mes de enero
Lema: Enfermería y salud mental, abriendo mentes, borrando estigmas

"Perfectamente imperfecto" de Samanta Méndez López

Raro, loco. Así me definen. Me señalan, me juzgan. Se ríen.

Estoy cansado, no saben por lo que he pasado. Aunque tampoco les importa yo diría, triste y real ironía.

Soledad, esa palabra que rezumba en mi mente al despertarme. Y no, no consigo acostumbrarme.

Impotente, así me siento. Nadie ve mi auténtico yo, sino la enfermedad que llevo dentro.

Pero hoy decido dejar atrás esos falsos pensamientos, están todos equivocados. Solo soy una persona. Que lucha, que no dejará sus sueños de lado.

Porque sé que puedo. Porque lo merezco tanto como el resto. Porque mis ganas y entusiasmo gritan más que el miedo. Porque “mis limitaciones’’ solo habitan en la mente de ellos.

Estigma, alguien que me acompañó desde que nací, pero que nunca elegí. Ya he dejado de temerte, te dejo marchar para siempre.

Hoy voy a ser por fin yo. Porque así me quiero, perfectamente imperfecto.

Ganador del mes de febrero
Lema: Violencia de género: ni una más, ni una menos

"La culpa" de Mª Teresa Fornés Sendra

Una llamada de CICU a la enfermera de triaje fue suficiente para tener a todo el personal preparado ante el código que se acababa de activar, una compañera enfermera fue la encargada “in situ” de poner orden en medio de aquel caos inicial, donde los gritos, la sangre, los tiros, el pánico y el desconcierto reinaban por momentos en aquel lugar de ensueño veraniego, un sueño que se convirtió en pesadilla en el instante en que el silencio fue roto por aquel trueno procedente de la escopeta del marido de la víctima. 

Al llegar a las puertas de urgencias, relevé al compañero que hacía presión en aquella sangrante herida de bala y fuimos directo a quirófano, durante el trayecto que separa las urgencias de quirófano intentaba tranquilizarla, al cruzar nuestras miradas la recordé, apenas una semana antes había activado el protocolo de violencia de género, malogradamente en algún punto falló.


Ganador del mes de marzo
Lema: Liderando equipos, promoviendo el cambio

"Dividir el trabajo, multiplicar los resultados"
de Tamara Alonso Sánchez

La primera lección que aprendí al terminar la carrera es que existen tantos tipos de profesionales como tipos de personas y que hay veces que hay que tomar las riendas del trabajo de un equipo si quieres que el turno salga adelante.

Era Navidad, dejas a tu familia para ir al hospital con la mejor de tus sonrisas y al llegar te sorprende tener que trabajar con menos personal y con las agujas del reloj amenazándote. Entonces los ingresos, las urgencias, la medicación y las curas se multiplicaban mientras gran parte del trabajo de mi compañera recaía sobre mí.

Me armé de valor, reuní al personal y organicé el trabajo entre las auxiliares, mi compañera y yo para que ese turno no pudiera con nosotras.

Ese día aprendí que todo equipo necesita un líder y que con unión y organización se obtienen resultados excelentes.

Ganador del mes de abril
Lema: Cuidando de la salud en todas las etapas de la vida

"Aquellas manos..."
de Mª Gloria Villodres Rodríguez

Aquellas manos, no entendían de edad, ni sexo, ni color, ni religión...Sólo entendían de vocación y pasión al hacer las cosas que amaban . Después de más de cuarenta años, se disponían a terminar su última guardia.

Cuarenta años de trabajo , que aquellas manos habían dedicado a cuidar, sabiendo que CUIDAR, no era sólo un verbo, ni tampoco pinchar y dar medicación , si no dar siempre lo mejor de ti a tus pacientes, saber calmar sus miedos, dar esperanza, cariño...Acompañar a los que exhalen su último aliento, a la vez que a los que inspiran por primera vez.

Esas manos respetaban la dignidad de las personas , tanto en vida como a la hora de la muerte. Trataban con personas, no con patologías andantes . Ofrecían una sonrisa y una escucha , antes de poner un calmante.

Aquellas manos, mis manos...

Ganador del mes de mayo
Lema: Empatía y escucha activa 

"Escuchar, no oír"
de Mª Gloria Villodres Rodríguez

Subí las escaleras, como un día más, hasta el cuarto. Su madre susurró, ya está aquí Lucía, la enfermera. Desde ese momento, yo entraba hasta lo más profundo de la intimidad de esa casa. 

Allí, en la cama de su habitación, ojerosa y pálida se encontraba Marta. Una enfermedad degenerativa, acortaba sus horas de vida. Me senté en la cama junto a ella , agarré su mano y le dediqué una sonrisa. Su mirada y mi mirada eran cómplices. Ella se sentía cómoda, y con su marcada dificultad para hablar, me aseguró que no quería perder su valor ni dignidad como persona...

La escuché no sólo con mis oidos, si no también con mi mente, con mis ojos, con mi imaginación y con mi corazón. El silencio se hizo patente durante minutos...

Al día siguiente, como un día más, ya no subí las escaleras...

Ganador del mes de julio (en curso)
Lema: Bienestar emocional del paciente y profesional